Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
18-12-2019

Integrando la metodología BIM, con los estándares de sostenibilidad, BREEAM®, LEED®, WELL™ y Passivhaus

Un edificio modelado con la metodología BIM aporta múltiples beneficios a la hora de obtener un certificado BREEAM® - LEED® - WELL - Passivhaus, ya que permite controlar y prever multitud de aspectos relacionados con la eficiencia y la sostenibilidad del edificio.

En primer lugar, los materiales utilizados en el proyecto sirven de ejemplo para explicar los beneficios que reporta combinar las metodologías. En estos casos, BREEAM® - LEED® - WELL - Passivhaus permiten evaluar y comprobar el impacto ambiental de un edificio desde que se construye hasta el fin de su vida útil.

Por su parte, el sistema BIM permite hacer un cómputo rápido y preciso de todos los volúmenes de materiales, lo que permite agilizar el proceso y elegir los más adecuados para optar a los certificados. Este proceso sería muy complejo y engorroso si no se utilizase un método de trabajo BIM. Pero, la funcionalidad del sistema BIM no se limita a la computación de materiales y el desglose de información, si no que, para cumplir estándares relacionados con la Calidad del Ambiente Interior (CAI), la metodología BIM nos permite llevar a cabo una planificación adecuada de los sistemas de impulsión y extracción de aire reduciendo los focos de contaminación y mejorando el confort interno.

BIM también permite, gracias a la cantidad de información que dispone de cada producto y al modelado detallado, comprobar la eficiencia energética del edificio e incluso la cantidad de iluminación natural que entra en cada estancia teniendo en cuenta, en ambos casos, las condiciones climáticas de la zona, la orientación del edificio y las obstrucciones existentes en el entorno. Además, aporta numerosas ventajas a la hora de calcular el tiempo de ejecución y el ciclo de vida de una construcción y su aplicación en base a las metodologías BREEAM® - LEED® - WELL - Passivhaus permite construir rápidamente edificios más eficientes energéticamente, más económicos, más sostenibles y más duraderos.

Con el objetivo de compartir éstos y otros ejemplos sobre las ventajas de BIM, BioEconomic celebró el pasado jueves 12 de diciembre en Barcelona una jornada sobre “Los beneficios de BIM, BREEAM®, LEED®, WELL™, Passivhaus”.

Fama Systems fue invitada, una vez más, a participar en un evento de tales características, como empresa referente en la integración de los modelos BIM con herramientas de gestión de Facility Management.

Recordar que, además de participar y liderar la creación de la Comisión BIM de la ACFM (Asociación Catalana de Facility Management), junto a diferentes actores de las Administraciones Públicas y otros sectores, con el objetivo de normalizar la clasificación de inventarios en los proyectos BIM y disponer de un entregable que contemple, entre otras cosas, las necesidades de los Facility Managers, desde Fama Systems hemos llevado a cabo el primer proyecto BIM en su 7ª dimensión para Operación y Mantenimiento (O&M) en el nuevo edificio "The Ó BUILDING" en Barcelona, primer inmueble proyectado con BIM 7D (O&M) e integrado con la herramienta CAFM/IWMS desde el proyecto constructivo.

Tal y como hemos venido explicando en las diferentes jornadas del ámbito de BIM en las que se nos ha invitado a participar, las herramientas CAFM/IWMS, como FAMA AFM, integradas con BIM, consiguen una vuelta de tuerca importante a la hora de facilitar la gestión completa de los objetos, es decir, integran de manera coherente/trazable e histórica, toda la información gráfica y alfanumérica existente en la aplicación de gestión de Facility Management (planos 2D, contratos, información legal, históricos, mantenimiento técnico-legal, espacios, costes, indicadores...), con el modelo BIM 7D del edificio, añadiendo toda la información de datos constructivos, inventarios, etc.

Al modelar con BIM en su 7ª dimensión (7D) se consiguen interesantes ventajas:
-Incremento de conocimiento del proyecto en la fase de diseño: se reducen errores, conflictos y modificaciones.
-Integración de información multidisciplinar en el modelo BIM 7D: mejora la eficiencia operacional y la toma de decisiones basadas en información en tiempo real.
-Mejora de la coordinación entre todos los actores del proyecto (arquitectos, ingenieros, constructores, FM…)
-Gestión y centralización de datos estadísticos e informativos.

En definitiva, BIM nos permite aumentar la eficiencia del proceso de diseño, construcción y O&M, disminuyendo los costes, optimizando los recursos, aumentando el conocimiento de cada fase y aumentando el rendimiento económico de todos nuestros proyectos en todas sus fases, y mediante la integración con FAMA AFM/ SMARTbuilding, garantizaremos la ROI esperada a lo largo de los 50 años de vida útil del inmueble.

Si te ha gustado este contenido, síguenos a través de nuestra página de empresa en LINKEDIN
¡y no olvides compartirlo a través de estos enlaces!